Nombres desafortunados

Para terminar con la serie de miniposts sobre curiosidades japonesas voy a dejar aquí un par de carteles con nombres desafortunados de esos que a los españoles nos hacen tanta gracia, uno de ellos es un nombre desafortunado en catalá y el otro lo es n’asturianu.

Empezamos con el bable, cuando vas por la calle y un pájaro que te sobrevuela deja caer sobre ti parte de su propio producto esclamarías:

“¡Cagüen mi máquina, esti pájaru…

DSC_9417

… encima!

Por otro lado, en la parte catalana, si comprases varias cajas del producto de la foto de abajo y ves que alguien intenta tocarlas le dirías:

“Escolta, no em toquis els …

DSC_8675

…s.

Ale, un poco de humor gratuito nunca viene mal!

Fugu

Hará cerca de quince años que vi el capítulo de los Simpsons titulado Un pez, dos peces, pez fugu, pez azul. Era uno de los primeros de la serie y en él la familia probaba un restaurante de sushi. Para mi fue la primera vez que escuchaba hablar de sushi y no sería hasta unos años más tarde que este tipo de comida se haría famoso en nuestro país.

En dicho capítulo Homer probaba todos los tipos de sushi que el restaurante ofrecía, incluso el peligroso Fugu, un pez que si se corta de forma equivocada podría provocar la muerte a quien lo ingiera. Hasta ahora pensaba que lo del Fugu era algo que se habían inventado los guionistas para darle la emoción al capítulo, no tenía ni idea de que realmente el pez se comiese ni de que este fuese tan venenoso.

DSC_8951

El veneno en cuestión se encuentra repartido sobre todo por los órganos y la piel del pez. Uno de estos ejemplares tiene suficiente para matar a unas 30 personas. Es por esto que los maestros cortadores de fugu tienen que pasar por un proceso de aprendizaje que les lleva nada menos que siete años.

Para degustar este pez hay que acudir a un restaurante de fugu, fácil de distinguir por la figura de un fugu en su puerta o por los acuarios con ejemplares vivos como el de la foto en una calle de Osaka.

DSC_8399

El fugu es una comida cara y por lo que nos contaron no muy sabrosa, es más por el hecho de decir que lo has probado que porque sea una delicatessen. Lo gracioso es que los chefs suelen dejar el veneno justo en la carne para que los labios y la lengua se te paralicen dándote así una curiosa sensación.

Nosotros no lo probamos sobre todo por el precio ya que gente que sí lo había hecho nos dijo que no merecía la pena. Curioso cuanto menos… Me pregunto yo cuánta gente a lo largo de la historia “la habrá diñao” por comer un trocito de este pez…

Las máquinas expendedoras

Una cosa que puedes ver a centenares en las calles de cualquier ciudad o pueblo japonés son las máquinas expendedoras de bebidas. Es alucinante número de estas “vendedoras ambulantes” que se ve por cada calle.

Y haberlas las hay de todo tipo, las que venden refrescos, las que venden cafés, las que venden cerveza, e incluso las hay que venden bebidas calientes o helados. Eso sí, todas tienen la misma apariencia, una caja grande con forma de prisma con un ventanuco superior en el que se muestran modelos de las bebidas que contienen.

DSC_8629

En la foto me podéis ver ante una de estas máquinas justo en el momento de sacar una Coca-cola cuya lata rezaba: “Enjoy Happy” y oiga, no íbamos a afrontar el proceso con una cara triste ¿no?

Los WC japoneses

Después de hacer la crónica completa del viaje a japón quería hacer una serie de pequeños posts dedicados a curiosidades varias de la vida cotidiana del país que pudimos apreciar, y qué mejor forma de comenzar que con el amigo WC.

DSC_9403

Todos sabemos que Japón es el país de la tecnología y como esta está al servicio del hombre para hacerle la vida más fácil ellos la incorporan en los elementos más cotidianos de esta. En muchos lugares ‘el trono’ cuenta con un mando de control como el que veis en las fotos que acompañan el post cuyas funciones van desde lanzar un chorrito de agua a modo de bidet, (con opciones de controlar su intensidad y ángulo de incidencia) hasta lanzar aire caliente para secar lo que el chorrito ha mojado, poner música, etc.

DSC_9404

Llama la atención lo bien pensado que lo tienen todo, hasta detalles como que si no estás sentado en la taza los controles no funcionan o que justo en el momento de sentarte la cisterna se vacía un poco automáticamente para renovar el agua que queda abajo. Algunas tazas incluso tienen el asiento calefactado.

Con respecto al uso creo que me voy a reservar mi experiencia, dejémoslo en que no es muy placentero si no estás acostumbrado a ello como debe estar esta gente… 😀

El día en que Sydney se volvió roja

Voy a hacer un alto en los posts de Bali (queda aún uno más) para enseñaros el fenómeno meteorológico con el que nos hemos despertado esta mañana en Sydney.

kate1-600x400
Photo: Kate Geraghty for Sydney Morning Herald

A eso de las 7 de la mañana cuando el despertador sonó vi que en la habitación estaba entrando una luz completamente roja. Con una mezcla de curiosidad y susto me acerqué al balcón del comedor para descubrir anonadado que una niebla totalmente roja cubría la ciudad hasta el punto de que los rascacielos estaban totalmente tapados.

Al principio pensé que podía tratarse del tono rojizo que toma aquí el sol al amanecer incidiendo en la niebla pero no era del todo normal, así que abrí la web del Sydney Morning Herald y vi que se trataba de lo que me temía, una tormenta de polvo rojo que los fuertes vientos de la noche habían traído a la ciudad.

Para cuando pude reaccionar y quise ir a buscar la cámara el panorama ya no era tan rojo (está claro que la tonalidad del sol al amanecer sí que influía) por lo que no pude hacer muy buenas fotos. Pero os dejo con una de las fotos que publica el SMH para veáis lo exagerado del asunto.

Enlace: Sydney turns red: dust storm blankets city

¡Pelea de canguros!

El otro día en Featherdale tuvimos la suerte de presenciar en primera persona uno de esos acontecimientos tan curiosos que son las peleas de canguros. El espectáculo lo protagonizaron dos jóvenes wallabies que primero zarandearon con los puños, después se quedaron agarrados uno al otro y por último se sacudieron de patadas.

He aquí una secuencia de instantáneas del suceso.

DSC_6160

DSC_6161

DSC_6162

DSC_6164

DSC_6163

¡Tela marinera, oigan!

Curiosidades de Melbourne

A continuación incluyo algunas fotos curiosas que tomé durante la estancia en Melbourne que por una cosa u otra me hicieron gracia.

Para empezar, la foto de Batman Avenue. Una ciudad que posee una avenida que se llama Batman ya solo por eso merece que se viva en ella. Tendré que buscar por Sydney la Robin Avenue a ver si existe…

DSC_5245

Seguimos con la vía del tren que va al fondo de mar. Supongo que será para bajar barcos remolcados en un vagón pero hay que reconocer que tiene su gracia.

DSC_5313

Continuamos con la tortilla china. No tengo ni idea de qué debe ser pero qué demonios, se parece a una tortilla de patata recubierta de sésamo. Habrá que probar a poner las semillitas por encima a ver si vamos a hacer un descubrimiento… La encontré paseando por China Town como es obvio.

DSC_5271

Y por último la más friki y la más guay de todas, la banqueta con forma de tecla Esc. Habla por sí sola…

DSC_5292