Singapore

El viaje de vuelta de España en las últimas navidades lo habíamos dividido en dos: Una primera parte de Barcelona a Singapur y la segunda de Singapur a Sydney, ambas separadas por unas 13 horas que afortunadamente empezaban a las 7 de la mañana por lo que nos dejaban todo un día por delante para visitar la ciudad estado.

DSC_9707

Si tu vuelo hace escala en Singapur y dicha escala es de más de 4 o 5 horas el gobierno del país te invita a dar una vuelta de una hora en uno de esos típicos double deckers que tienen el techo de la planta superior descapotable. La verdad es que es un puntazo, desplazamiento de ida y vuelta al aeropuerto y visita a la ciudad por la cara, ¡qué más se puede pedir!

Después de desayunar llegamos a la ciudad y ya desde bien temprano la temperatura rondaba los 30ºC. Sumando a eso la elevada humedad típica en estos parajes tropicales el resultado era claro, inevitable sudada continua.

DSC_9697

Tras el paseo gratuito en autobús de una hora que nos enseñó lo más típico de Singapur aún teníamos por delante muchas horas a nuestra disposición por lo que decidimos patearnos las zonas que más nos habían gustado de lo que pudimos ver desde el tour.

DSC_9704

Lo primero que llama la atención de Singapur es lo moderno de la ciudad, plagada de rascacielos casi todos nuevos, al pasear por ella te olvidas que estás en un país del sudeste asiático. Lo segundo es sin duda la limpieza. La ciudad está impoluta, y ves a gente continuamente trabajando para que así sea. Cierto es que el país promueve el castigo corporal contra los ciudadanos que no tengan un comportamiento cívico (lo cual a mi forma de ver no es muy cívico) pero parece que el sistema funciona y lo hace de maravilla.

El centro de la ciudad es pequeño, se puede recorrer sin problemas a pie en un día. De hecho realizamos casi el mismo recorrido que nos había dado el autobús dejándonos solo sin ver los jardines botánicos. El centro financiero está dominado por los centros comerciales. Hasta más de 200 tienen repartidos por la ciudad, una obsesión que en ocasiones ralla la estupidez cuando ves varias tiendas de la misma marca separadas por pocos metros… No sé qué fijación debe tener esta gente con las compras, pero en España con tener 3 o 4 Corte Inglés por ciudad y algunas Fnac ya vamos servidos…

DSC_9691

En estos centros comerciales también tienen implantada la cultura del Food Court que tenemos en Australia, véase desperdigar varias tiendas de comida rápida en torno a un gran área central lleno de mesas. Cada uno se compra la comida en la tienda que más le guste y después la comparte en la misma mesa con sus compañeros de trabajo.

DSC_9701

Comimos en uno de estos food courts con Luis, compañero de Andrea en Lausanne que casualmente esa semana estaba en Singapur y después nos aventuramos a pasear por las calles menos principales. El resultado fue desastroso, saliendo del centro no hay nada más que edificios residenciales y ningún mall en el que resguardarse del calor con lo que acabamos caminando casi una hora bajo un sol de justicia que nos dejó terriblemente aplatanados.

DSC_9711

Terminamos la tarde en Clarke Quay, una zona de bares y restaurantes en torno a un canal, que por lo visto por las noches tiene una actividad frenética. Nosotros por la hora a la que fuimos pudimos verlo desierto y disfrutar de una bebida bien fría en uno de sus bares.

DSC_9713

Fue un día muy completo que nos permitió conocer la mayor parte de la ciudad arquitectónicamente ya que no pudimos disfrutar de su vida nocturna, museos o jardines, pero nos fuimos de vuelta a Sydney con un muy buen sabor de boca.

Changes

Creo que se ha cumplido un record en este blog, y es que desde que empecé a escribir en él allá por enero de 2005 nunca había pasado un mes en el que no hubiese escrito ninguna entrada… Hasta el pasado mes de febrero. Esta vez no voy a empezar con la misma historia de siempre ni prometer retomar el blog a los niveles que os tenía acostumbrados antaño porque no estoy seguro que pueda cumplirlo.

El principal motivo para haber dejado de escribir con regularidad es el cambio de trabajo. El 1 de febrero me uní a la empresa Solution4 Software en el papel de desarrollador web. La empresa se dedica al desarrollo de software financiero, especializados en proporcionar soluciones para mortgage brokers. Mi trabajo es ayudar en el desarollo de su principal aplicación, SENRO utilizando como principales tecnologías PHP (Zend Framework) y Javascript (JQuery).

Bueno, después del rollo, ¿todo esto en qué se traduce? Pues en menos tiempo libre, esta vez si que estoy trabajando en un horario de 9 a 5.30 y cuando salgo lo que menos me apetece es ponerme delante del ordenador. Si a eso sumamos que estos últimos dos meses están siendo probablemente los de más actividad social (o más intensa) desde que hemos llegado a Sydney, como os podéis imaginar el que sale peor parado es el blog.

Atrás quedan aquellos tiempos de ociosidad en la Oficina Comercial en los que podía actualizar hasta cinco o seis veces por semana, pero si os sirve de consuelo tampoco tengo mucha cosa que contar fuera de lo normal. Últimamente en vez de viajar nos estamos dedicando a disfrutar de la ciudad y de la gente que tenemos por aquí al máximo. Eso sí, aún me quedan algunos viajes por contar y Andrea ya ha empezado contando el fin de semana que pasamos el mes pasado en Hunter Valley degustando los vinos de la región.

Y de momento esto es todo. Como me gusta acompañar los posts con fotos y el título de este es Cambios, os dejo con el último cambio que hemos adquirido: un nuevo sofá para la casa. Chollazo de segunda mano que nos costó lo que en su día nos había costado el cutre-sofa de Ikea. ¡Un aumento en calidad de vida señores!

newcouch

Pisando Western Australia

Cuando se publique este post estaremos atravesando Australia a unos cuantos kilómetros de altura con destino a Perth. En este viaje por fin pisaremos Western Australia, el único estado al que aún no hemos viajado y, curiosamente, el más grande de Australia con una superficie similar a la de la India (pero con unos 1.196 millones de habitantes menos, tan solo tiene 2 millones de habitantes).

El itinerario será Perth – Rottnest Island – Margaret River – Albany – Perth y durará cuatro días. Fotos y crónica a la vuelta.

¡Saludos!

Atardecer

The moon over Sydney

Esta semana ha vuelto el buen tiempo a Sydney, de hecho ahora mismo estamos a 35ºC. Con el buen tiempo y la escasez de nubes vuelven los bonitos atardeceres sobre el skyline de la ciudad, y el otro día al asomarme a la ventana y ver a la luna en todo su esplendor a punto de pasar a ser nueva no pude evitar sacar la cámara y el trípode del armario y tirar unas fotos.

5

5 years blogging

Happy birthday to my blog! El pasado día 17 hizo cinco años ya ni más ni menos escribiendo en este rincón de la red!

Ya sé que os debo unos cuantos posts y que lo llevo postergando semanas escupiendo de vez en cuando algún post de relleno sin contenido ni chicha alguna… So sorry about that…

We’ll be back soon!

Australia, segunda etapa

Hoy hace una semana que aterrizábamos en el Kingsford Smith procedentes del antiguo continente donde pasamos unos días de lo más intenso intentando ver a la mayoría de gente que pudimos. A todos los que vimos fue realmente un placer, la verdad es que se hizo demasiado corto. A los que por una u otra cosa nos fue imposible ver, pediros disculpas y comprensión ya que en poco más de 10 días es súper complicado por no decir imposible coincidir con todo el mundo, y menos en fechas como estas que corrían de recogimiento familiar y vuelta a ciudades natales…

Anyway, como todo lo bueno se acaba cuando nos quisimos dar cuenta ya estábamos otra vez a bordo de un avión que previa parada en Singapur que documentaré en otro post nos dejó de nuevo en Sydney. Así pues tenemos ahora ante nosotros una nueva etapa que creo que será ya la definitiva en tierras Australes.

No se retiren porque empieza un nuevo año con nuevas anécdotas, nuevos viajes, nuevos conciertos y nuevas historias en general que intentaré ir contando con la mayor regularidad posible (¿propósito de año nuevo?). Por lo pronto a lo largo de la semana que viene contaré algunas cosillas del viaje a España y nuestra parada en Singapur a la vuelta. Además para finales de semana tenemos previsto el primer viaje del año, a la parte oeste para conocer Perth y la esquina sudoeste de Australia.

¡Feliz año y bienvenidos!

En standby

Hace ya unos cuantos días que no actualizo esto y la verdad es que no tengo mucho que contar. Estos últimos días hago poco más que trabajar, descansar y acudir a fiestas de despedida de gente que ya nos deja porque se vuelve al viejo continente.

alps

Ya quedan menos de dos semanas para volar a España así que ya tengo más la mente allá que aquí, por lo que no esperéis muchas actualizaciones en lo que queda de año. Voy a dejar aquí un planing de los frenéticos días de “vacaciones” que me esperan por allá para que sepáis un poco cómo tengo la agenda y tal vez podáis hacerme un huequecillo para tomar un café 🙂

23 de diciembre: Vuelo Sydney-Singapur-Milán-Barcelona.
27 de diciembre: Vuelo Barcelona-Oviedo
4 de enero: Vuelo Oviedo-Barcelona
5 de enero: Vuelo Barcelona-Milán-Singapur-Sydney

Por cierto, mi teléfono español estará fuera de servicio ya que perdí mi tarjeta de Vodafone cuando perdí la cartera aquí en Sydney. De todas formas he encargado una tarjeta de Simyo que activaré a mi llegada a Barcelona el 24 de diciembre. Pondré el número de teléfono de la misma en el apartado de Info de mi perfil de Facebook para que me tengáis localizado.

¡Nos vemos pronto!

Nombres desafortunados

Para terminar con la serie de miniposts sobre curiosidades japonesas voy a dejar aquí un par de carteles con nombres desafortunados de esos que a los españoles nos hacen tanta gracia, uno de ellos es un nombre desafortunado en catalá y el otro lo es n’asturianu.

Empezamos con el bable, cuando vas por la calle y un pájaro que te sobrevuela deja caer sobre ti parte de su propio producto esclamarías:

“¡Cagüen mi máquina, esti pájaru…

DSC_9417

… encima!

Por otro lado, en la parte catalana, si comprases varias cajas del producto de la foto de abajo y ves que alguien intenta tocarlas le dirías:

“Escolta, no em toquis els …

DSC_8675

…s.

Ale, un poco de humor gratuito nunca viene mal!