De bares por Lausanne

En esta última visita, por aquello de que Andrew ya tenía amigos 😉 y que venían a vernos Pablito y Michi, pudimos salir un poco más por ahí de fiesta y la verdad, la noche en Lausanne está pero que muy bien. Haré un breve resumen…

El sábado que aterricé en Lausanne (bueno, técnicamente en Ginebra) el plan era hacer una fondue y salir por ahi. En principio fuimos al Captain Cook, bar al que había ido en mi primera visita a Lausanne. Un pub bastante chulo en el que se podían escuchar grupos como los White Stripes u Oasis. Esta vez la música cambió ligeramente, debido tal vez al gran número de españoles que poblábamos el lugar. El tema es que no sé como la cosa pudo degenerar hasta el punto de que allí sonase, atención señores, ¡el Tractor Amarillo! ¿Cómo demonios llega hasta Suiza semejante canción? Hombre, por supuesto como buen asturiano ahi restallé eh? pero que no se entere nadie… Después de salir del Captain Cook nos fuimos al Buzz, una disco en la que tuve que pagar 12CHF por entrar y en la que probablemente no estuvimos ni 15 minutos porque allí no había quien respirase…

El viernes siguiente cambiamos un poco de zona y de estilo (para mejor) la primera parada era el Great Escape (si, como aquel disco de Blur o la canción de los We Are Scientists) y si si, estas analogías dicen mucho ya que en el bar llegué a escuchar hasta a los Babyshambles, cosa que en Oviedo aún no he hecho nunca, aunque tengo la esperanza de que Jandro un día me los ponga en La Bola (si lees esto decirte que estoy dispuesto a ponerme como Pablo con La Habitación Roja eh? xD). En fin, grandísima música y el local la verdad que estaba muy bien. El cambio se hizo al XIIIème siècle, que era un poco al reves, grandísimo local y buena música. El local es rollo medieval como dividido en distintas salas, rollo cavernas. Para quien sepa de lo que hablo se parece a aquel bar de estocolmo que estaba en Gamlastan y que arriba había música alternativa (en las últimas visitas ya un poco mas “jeviorra”) y que si bajabas las escaleras había un local medieval rollo catacumbas con un fakir que comia fuego y toda la pesca. Bueno, pues de ese palo. De aquí Andrea y yo nos fuimos a casa, Michi se quedó allí y Pablito se fue a conocer el Buzz (o más bien a quien allí había jeje).

Y nada, el último sábado no salimos de casa. De hecho hicimos la fiesta allí. Sin duda de todos los sitios a los que fui el que se lleva la palma es el Great Escape. Espero que me vuelvas a llevar en febrero eh Andrew? 😉

Un comentario sobre “De bares por Lausanne

  1. hola ya se que han pasado muchos años pero voy a hacerte caso y visitar los bares que mencionas. ya te contare si han perdido su atractivo o si no han pasado los añoos. un beso a todos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s