Por fin de vuelta

Pues sí, por fin he conseguido solucionar todos los problemas técnicos que surgieron cuando quise migrar el blog a una nueva localización. ¿Qué ha pasado durante todo este tiempo? Pues decidí alojar el blog en el servidor de Javi en el que aloja su weblog, el de Dido y el de Caamaño. Empecé a tener problemas al migrar la base de datos y pensé incluso en tirar a la basura los posts viejos y empezar un nuevo blog desde cero. Al final he podido hacer un apaño… He contratado un servicio de hosting por el módico precio de 2€ al mes y he conseguido subir la base de datos. El problema es que se ha fastidiado un poco el texto de posts y comentarios. Los acentos han sido sustituidos por horribles interrogantes… Intentaré ir arreglándolo pero creo que me llevará tiempo porque a estas alturas hay más de 100 posts… Los comentarios creo que los dejaré asi como están…

Al margen de los problemas técnicos, el festival de Benicà ssim fue una pasada de nuevo, con especial mención a los conciertos de Oasis, Kasabian, Maxïmo Park y Kaiser Chiefs. Al volver de allí me esperaba una semana intensa, la última en Oviedo, tocaba despedirse de todos y esas cosas… La verdad que fueron unos días tremendos, uno se da cuenta de los grandes amigos que tiene… Recibí mogollón de regalos, comí con los amigos de la escuela, los amigos de Oviedo me prepararon una cena, fuimos a las fiestas de Gijón, en fin, unos momentos inolvidables. Y a partir de ahí… la locura sueca.

Salimos Marta y yo de Ranón a eso de las 15:15 con una hora de retraso (tal vez tuvo algo que ver que el avión que nos debía llevar a Madrid transportaba a la selección española que iba a jugar a Xixón). Al llegar a Madrid, con 36ºC nos dimos unas buenas carreras por el aeropuerto de Barajas para no perder el avión a Estocolmo. En el avión me encontré ya con los otros 3 asturianos, David, Michi y Luis. Una vez en Estocolmo tocaba cambiar euros por coronas suecas y buscar un sitio donde pasar la noche. Y encontramos una cafetería cerrada con una especie de terraza en la que había más gente. Allí estuvimos toda la noche, conocimos a un chico francés, a dos suizos y pudimos leer el correo gracias a la conexión inalámbrica gratis. Para que luego presuman en España de que ya hay WiFi en los aeropuertos… Pues aquí gratis señores.

Por la mañana cogimos el primer vuelo a LuleÃ¥ y nos sirvieron un desayuno bastante bueno (otro punto más a favor de los suecos). Al llegar allí la gente de la universidad nos fue a buscar y nos llevaron a firmar el contrato del corridor en el que vivimos. En otro post os contaré donde vivo y os pondré algunas fotos. De momento creo que por hoy es suficiente que no quiero aburriros 😛

2 comentarios sobre “Por fin de vuelta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s